Nuevos ensayos curso 2013-2014

El Coro de la Paz “SalaMMusic”, vinculado al Máster en Cultura de Paz, Conflictos, Educación y Derechos Humanos de la Universidad de Granada os invita a cantar de nuevo para la paz durante este curso.

Vamos a aprender a cantar juntos en un contexto de diálogo y convivencia bastante desconocido para muchos: el de la cultura de Oriente Medio

La reunión informativa será el próximo Viernes 8 de Noviembre a las 11:00 h. en el seminario de música de la Facultad de Ciencias de la Educación. Los ensayos tendrán lugar asimismo los viernes a las 11:00.

Bienvenid@s a tod@s!

Presentación SalaMMusic:

Miércoles 30/05/2012 a las 19.00 h

Salón de actos del Instituto de la Paz y los Conflictos

Universidad de Granada

 Dirección:
IPAZ.  Instituto de investigación de la Paz y los
Conflictos, Universidad de Granada
Tlf: +34958244142
Fax: +34958248974
Dirección: C/Rector López Argüeta s.n. Edificio de Documentación Científica
cp. 18071 Granada, España
_CartelSalamMusic.doc”.pdf_
Programa-SalaMMusic

Ensayos

Los ensayos del coro han empezado el día 22 de noviembre del 2012 en el Instituto de la Paz.

 



Música sacra…música para la paz

La música es una lengua universal. Cuando una nación comparte la lengua, las tradiciones y la vida, también comparte la música y las influencias culturales de donde surgen los textos, las expresiones y las composiciones musicales de sus individuos a pesar de proceder de religiones diversas.

La música es  un cauce atractivo y potencialmente fructífero para la construcción del entendimiento, precisamente porque no exige cambiar nuestras creencias, ni salir de cada ambiente, grupo o sociedad, o de reivindicar la identidad de cada uno de ellos de una forma excluyente. La virtud de la música sacra podría ser descrito como la posibilidad de elevarse a un nivel donde las diferencias de religión, sociedad, color o cultura pierden importancia pues se ven superadas por el disfrute de la belleza. 

Entre los muchos elementos compartidos en Oriente Medio se encuentran la cultura y la lengua árabe, lo que hace más viable la comunicación y la vida común entre las gentes. El hecho de hablar el mismo idioma y compartir las mismas costumbres ayudaba en el pasado y sigue ayudando a encontrar los puntos en común que constituyen una sociedad humana, en lugar de buscar diferencias causadas por el hecho de pertenecer a distintas religiones. La música como expresión artística singular, tiene la virtud de sacar a la luz los elementos que pertenecen de forma genuina a una u otra tradición religiosa y los acerca. 

La cultura y la lengua se manifiestan en las sociedades de muchas maneras, entre ellas la música. Cuando se escucha un canto o una melodía no se piensa si este canto es musulmán o cristiano, ni tampoco de qué nacionalidad es. Podríamos decir más bien que uno se deja llevar por  la música a otros mundos y a otros lugares fuera de este tiempo y de sus complicaciones y desacuerdos. La música une y deja la misma impresión y sensación sin pensar en la religión, entra sin límites y sin permiso y facilita el hecho de no imponer objeciones previas. Los elementos de diferencia y contradicción en las diversas culturas pueden resolverse igual que lo hacen la disonancia y la armonía en la música. En lugar de buscar lo que nos separa podemos ver lo que nos une. 

En términos reconocibles por ambas tradiciones religiosas, puede decirse que la música nos une con la belleza absoluta, que es Dios. Nuestra forma de belleza (la música) nos acerca y nos une con el Creador de la gran Belleza, dejándonos llevar y olvidando todos nuestros problemas, dificultades y desacuerdos para disfrutar de algo mucho más grande y mucho más noble. Tal es el lenguaje internacional de la música. 

En muchos cantos el efecto de la música religiosa en el diálogo interreligioso, a través de un canto que representa la convivencia entre cristianos y musulmanes unidos en un solo Dios, con letras musulmanas y música/voz cristiana (y vice-versa), expresando nada más que el amor a Dios creador.  Escuchando este tipo de cantos, no se puede saber de qué religión se trata, solo se sabe que son cantos bellos, con música y voz que llegan al corazón cantando una belleza alabando al Dios de todos.

 El conocimiento y la relación con Dios fundamenta ese valor cultural y religioso que es el amor, vinculado a las tradiciones de estas dos religiones. El amor, entre otros valores pacíficos, ayuda a las personas de ambos credos a reconocer los puntos de convergencia que tienen y que pueden unirles en lugar de separarles.

 

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.